Descubiertos posibles mecanismos utilizados por los virus para adaptarse al aumento de temperatura ambiental

Descubiertos posibles mecanismos utilizados por los virus para adaptarse al aumento de temperatura ambiental
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Un equipo del Centro de Astrobiología (CSIC-INTA) ha demostrado la gran capacidad que tienen los bacteriófagos para adaptarse a las condiciones de cambio ambiental, en concreto, a los aumentos de temperatura tanto dentro como fuera de las células. Esto puede tener implicaciones en el estudio de cómo el cambio climático afecta a la biosfera.Los bacteriófagos o fagos (virus que afectan a las bacterias) son las entidades biológicas más abundantes en la biosfera. Su importancia es crucial para que la vida en la Tierra pueda mantenerse en la forma en la que la conocemos. Es importante conocer, por tanto, cómo estos virus pueden responder al aumento de temperatura que está experimentando nuestro planeta como consecuencia del cambio climático, ya que es una condición que les afecta.
Un nuevo trabajo realizado por investigadores del Centro de Astrobiología y publicado en Scientific Reports, recoge el estudio de la capacidad de una población de un fago que infecta la bacteria Escherichia Coli para adaptarse a temperaturas extracelulares extremas. Los resultados de los experimentos de evolución realizados demostraron la gran capacidad de los bacteriófagos para adaptarse a condiciones de cambio ambiental, que debido a su fuerte impacto en las dos fases del ciclo del virus, podrían haber limitado enormemente su capacidad de adaptación. durante el proceso, el virus adquirió una serie de mutaciones. Una de ellas, que afecta a una proteína minoritaria de la cubierta del virus, fue suficiente para que incrementara su resistencia al aumento de temperatura fuera de la célula.
Las cuestiones que quedan ahora abiertas para próximas investigaciones se refieren al papel de la co-evolución entre los fagos y sus hospedadores en el éxito de la adaptación y al análisis del impacto de las mutaciones seleccionadas a alta temperatura en la futura adaptación del virus a nuevas condiciones ambientales.

Figura: representación artística del bacteriófago Qβ. ©Jean-Yves Sgro, 2004

Fuente: UCC-CAB

Fecha: 2018-05-30

Documentación adjunta a la noticia:

Etiquetas

Datos de interés

Noticias relacionadas