Se detectan por primera vez metales pesados ‘evaporándose’ en la atmósfera de un exoplaneta

Se detectan por primera vez metales pesados 'evaporándose' en la atmósfera de un exoplaneta
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Figura: imagen artística del exoplaneta WASP 121 b. Las tremendas fuerzas gravitatorias a las que WASP 121 b está sometido debido a la cercanía de su estrella han alterado drásticamente la forma del planeta, que presenta una notoria elongación que hace que parezca un balón de rugby. ©NASA, ESA y J. Olmsted (STScl)
– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – — – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – Un equipo internacional con participación del Centro de Astrobiología (CAB, CSIC-INTA) ha descubierto un exoplaneta que está perdiendo magnesio y hierro gaseosos a través de su atmósfera. Se trata de las primeras observaciones en las que los denominados ‘metales pesados’ han sido detectados escapando de un ‘Júpiter caliente’, un tipo de exoplaneta gigante y gaseoso que orbita muy cerca de su estrella.
– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –
El exoplaneta WASP 121 b orbita una estrella más brillante y caliente que el Sol, WASP 121, situada a unos 900 años luz de la Tierra.  El planeta está tan cerca de la estrella que su atmósfera superior alcanza la increíble temperatura de 2.600ºC , unas diez veces superior a cualquiera de las atmósferas planetarias conocidas. Esta extrema cercanía hace que la atmósfera superior del planeta se vea calentada por una intensa radiación ultravioleta.
En el presente estudio, publicado en la revista Astrophysical Journal, se han realizado observaciones espectroscópicas de WASP 121 b con el Telescopio Espacial Hubble (NASA/ESA) como parte del programa PanCET (Panchromatic Comparative Exoplanetology Treasure). Estas observaciones han permitido detectar las huellas espectrales inequívocas del gas de magnesio y de hierro ionizados en la exosfera del planeta. A esas elevadas altitudes, el gas de magnesio y hierro ionizados no está ligado gravitatoriamente al planeta y puede escaparse al espacio.
Según señala Jorge Sanz-Forcada, investigador del CAB y uno de los autores del estudio: «En este caso, es la primera vez que se detectan metales ionizados (Mg II y Fe II evaporándose. Hasta ahora se había observado hierro ionizado (Fe II), pero la emisión procedía de la atmósfera del planeta, no de material evaporándose». Fuente: UCC-CAB

Fecha: 2019-08-02

Documentación adjunta a la noticia:

Enlaces relacionados:

Etiquetas

Datos de interés

Noticias relacionadas

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website.